Las bicicletas son para el verano

En este verano 2016 con Donostia convertida en un hervidero de gente, afortunadamente plagado de lenguas diferentes, quiero hacer algunas reflexiones variopintas sobre la realidad turística que hoy nos rodea.

– Con una Euskadi en paz comenzamos a ver y percibir lo que el turismo puede aportar al PIB y a la generación de empleo. Una pena que esto no se hubiera descubierto hace 25 años y con 900 muertos menos.

– Para Gipuzkoa no queremos un modelo turístico de sol y playa, de “balconing” y sangría. Para lograrlo hay que vertebrar el territorio, extender el turismo al interior, imaginar un futuro y, además, construirlo. Algunas de las infraestructuras que lo hacen posible no cuentan con el apoyo suficiente; la pista del aeropuerto donostiarra se va a recortar (?) porque nadie defiende que se alargue y en pocos años será un “muerto volante”, el mejor espacio turístico cultural europeo, el que todo Europa querría tener, Chillida-Leku, es denostado por la administración por “caro”, el TAV llegara o no… y la conversión parcial del puerto de Pasajes en el puerto deportivo de Gipuzkoa sigue esperando a mejores mareas.

– Si apostamos por un turismo cultural, de calidad y con recursos no podemos vivir solo de “pintxos”, de “lo viejo” y “el marco incomparable”, hay que fomentar nuevos hoteles de, al menos, 4 estrellas en Donostia y fuera de Donostia. Los dos edificios “clave” para ello en la ciudad están, el uno infrautilizado por el Gobierno Vasco frente a la Bahía, y el otro cayéndose a pedazos en su y nuestra propia incapacidad de decidir qué hacer.

– Las rutas interiores de la espiritualidad (Aranzazu, Loyola), tienen un magnífico potencial que ahora empieza a descubrirse.

– Las rutas y pueblos donde vivieron y anduvieron los grandes marinos que dieron gloria a la navegación, a los astilleros y a la aventura de ultramar se topan con el inconveniente de “que esos marinos sirvieron a La Corona”, lo que con cortedad de miras hace que se pierdan oportunidades culturales y de celebraciones que un político inglés (o Gales o de dónde sea) nunca hubiera perdido.

– Está por descubrir el “turismo industrial”, sector de gran potencia sobre el que algún día hablaremos…

Santiago Barba Vera

Agosto 2016

Categories: Uncategorized

El inquietante sonido de las burbujas…

 El inquietante sonido de las burbujas, la música sinfónica y el jazz. Reflexiones que hablan de sonidos, de acción y reacción, de estrategias para avanzar y llegar…. Al hilo del Jazzaldia Donostiarra 

El sonido de las burbujas

Cuando dejamos aire en libertad, en el fondo del mar, se crean burbujas que ascienden, que se dirigen a su objetivo aunque no saben dónde está, unas son más grandes otras más pequeñas, siguen a la primera pero adaptan sus caminos, se juntan se separan, se adelantan o se atrasan. En su ascenso producen sonidos armoniosos, sonidos inquietantes de evolución y acción, sonidos que la fauna marina oye e intenta atrapar. Cuando llegan a su objetivo, las burbujas se convierten en aire, aire que avanza y sigue en constante evolución y sonido.

La orquesta sinfónica

La orquesta sinfónica tiene un sonido especial, tremendamente armonioso. Cada miembro de la orquesta sabe desde el momento en que sube al escenario -y desde antes de hacerlo- qué tiene que hacer, cuando y cómo va a sonar. El violín toca cuando el director lo indica, ni siquiera debe escuchar al resto de músicos, hace lo que debe cuando debe. La creatividad de la orquesta se encuentra limitada a lo que el director decida; arreglos, variaciones.., él las decide, las estudia y si es preciso las integra, nadie más tiene capacidad de crear, de alterar, de intentar otro camino. 

La estética de la orquesta es la que se espera, “la que debe ser”, incluso los adornos florales del escenario son sobrios y sin estridencias. 

El público que acude al concierto sabe lo que va a encontrar, que autor, que obra, que arreglos, no espera otra cosa que oír aquello a lo que ha ido.

La orquesta sinfónica se adapta a la partitura establecida, no al público que hoy le escucha, como mucho el público se adapta y acepta la partitura y sus arreglos.

La sinfónica es la música militar, la del gran ejército que avanza sin piedad hacia el objetivo marcado, sin importar nada ni nadie, con la estrategia napoleonica y su visión anticuada del mundo moderno.

 

La línea recta es el símbolo que identifica a una orquesta sinfónica. 

La Banda de Jazz

Una banda de Jazz tiene un sonido especial, tremendamente armonioso. Cada miembro sabe hacia dónde quiere ir, pero no por donde. Desde el momento en que suben al escenario saben que van a tocar lo que el corazón les diga, en función de cómo lo hagan los otros miembros de la banda, todos en la misma dirección pero muchas veces por caminos inescrutables. Hay un líder de la banda pero no hay un director, la creatividad está en cada uno de los miembros y en cada una de las actuaciones, incluso en cada ambiente en que discurre la actuación. El músico toca su instrumento pero debe oír y escuchar lo que el resto están interpretando para que el resultado sea armonioso y les conduzca en la dirección marcada, puede tocar o no, incluso puede tocar otro instrumento si eso ayuda a avanzar hacia dónde la banda quiere ir.

La estética de la orquesta es o no es la que se espera; unas veces de uniforme y otras no, unas veces tocan en un palacio de congresos y otras en un bar de carretera.

El público que acude a un concierto de Jazz sabe lo que quiere, quiere emoción, quiere variaciones, quiere un concierto diferente al del año pasado.

La banda de jazz se adapta al público que hoy le escucha, al ambiente cálido o frío en el que toca, no a una partitura que muchas veces no utiliza.

El músico de jazz debe sentir al público, ha de interpretar las señales para darle lo que espera y sober todo superar lo que busca. 

El Jazz es la música del ejército guerrillero capaz de meterse en recovecos inesperados y encontrar una salida por delante del gran ejército, una salida que emocione al público que hoy le escucha, que no es el público de ayer, pero tampoco el de mañana.

La línea sinoidal es el símbolo de la banda de Jazz
Cómo adaptar estos tres conceptos; las burbujas, la sinfónica y el jazz al mundo de la gestión es un apasionante desafío sobre el que la reflexión continuará…
Santiago Barba.julio 2016.

Categories: Uncategorized

Jugando con fuego, reflexiones sobre el Brexit

Los abuelos han arruinado el futuro de sus nietos” esta frase de M.Robinson resume muy bien lo ocurrido en UK en un decepcionante referéndum sobre seguir o no en la UE. 

Cuando los ciudadanos elegimos gobernantes lo hacemos para que gobiernen, gestionen el país y tomen la iniciativa.

Cuando un líder es mediocre y no se atreve a decidir; pregunta a la gente “a ver qué quiere”, y luego sale lo que sale…

En este tipo de cuestiones, la gente votamos con el corazón y en gran parte de los casos sin conocer las implicaciones del voto.

El referéndum pro salida ha estado liderado por un tipo que se dedica a “visitar los escenarios de la Primera Guerra Mundial”, vamos que está fuera de este mundo

Ahora UK debe elegir un nuevo parlamento que negocie la salida, que pasa si la mayoría de ese parlamento es favorable a quedarse?
El problema ahora es que se da alas a movimientos radicales, desde Podemos a Le Pen lo fácil es pedir salir de la UE para que “milagrosamente se nos solucionen los problemas”

Espero que la salida de UK sirva para hacer “más Europa”, una Europa Federal con un parlamento real (no un cementerio de elefantes), con un presidente real (no uno virtual como el actual), necesitamos una Europa con liderazgo, con capacidad de decisión, con voluntad de avanzar

Una Europa real, al estilo de los EEUU, con estados culturalmente fuertes pero económicamente gestionados de otra manera, no podemos seguir manteniendo una jaula de grillos o de pavos reales

El problema es que Europa tiene países gobernados por gente gris, que elige gente todavía más gris para gobernar Europa (quien conoce a Van Rompuu?) es difícil pero…, en nuestras manos está.

La solución no es salir sino construir

Santiago Barba 24/06/2016

Categories: Uncategorized

El Toro de Seseña y el olor a neumático quemado…

Hace tiempo escribí un Post sobre Seseña y la burbuja inmobiliaria.
Lamentablemente Seseña vuelve a estar de moda; arden estos días, en un fuego aparentemente intencionado, las 100.000tn de neumáticos usados abandonadas en un vertedero ilegal (el mayor de Europa de neumáticos).
Este es un ejemplo de desidia, de “dejá vu” en la política ambiental española. Se veía venir hace tiempo que nadie hacía nada por resolver un problema; la acumulación ilegal de neumáticos en un descampado. Se veía venir que un día se iba a resolver el asunto con la castellana forma habitual; “se ha quemado”. Durante muchos años hemos visto como el fuego ha devorado ruinas de empresas, de negocios, de vertederos… y siempre de una manera selectiva.
El fuego reparador? Más bien el fuego voluntario…
En Seseña se ha contaminado en 5 días más que una incineradora de residuos en 30 años, pero las voces ecologistas brillan esta vez por su silencio. Es una atentado al medio ambiente en toda regla pero sobre todo es un monumento a la ineptitud política para resolver los temas, al “dejemos pasar que es un marrón”. En otra parte del mundo hubiera tenido unas repercusiones políticas que aquí no tendrá (total, es solo un fuego “ligeramente tóxico”).
El incendio de Seseña muestra la poca importancia que se da al medio ambiente, a la recuperación de residuos y a la gestión de vertederos.
El incendio de Seseña es un símbolo de la decadencia de un sistema que en teoría se preocupa por el cambio climático pero que respira tranquilo porque el fuego le ha evitado gestionar el problema.
Eso sí, la atmósfera, el suelo y los ríos de la zona llevarán durante años y años el carbono quemado por la inacción de todos.
Santiago Barba Mayo 2016

Categories: Uncategorized

La basura como recurso

Aquí incluyo un reportaje de ETB sobre Eko-REC
Creo que es difícil un mejor ejemplo que este de “Economía Circular”

Espero que os guste

Santiago Barba Noviembre 2015

http://www.eitb.eus/es/television/programas/aqui-se-fabrica/videos/detalle/3589652/video-la-basura-bonita/

Categories: Uncategorized

Cata-Culpa

Dícese del resorte humano que permite lanzar las responsabilidades propias tan lejos que nunca salpican.”. Se utiliza para los expertos en explicar que “yo no lo se, eso es de otro departamento, siempre se ha hecho así…”

La definición del “palabro inexistente” la escuche hace unos días en un programa de Luis Piedrahita.
Julio 2015

Categories: Uncategorized

Trocear Google; la paradoja de Europa

Hace unos días el parlamento europeo ha aprobado una delirante proposición; “trocear Google y otros compañías de internet separando motores de búsqueda y otros servicios de Internet”. http://m.europapress.es/internacional/noticia-eurocamara-pide-trocear-google-acabar-abusos-posicion-dominante-20141127131454.html

Se quejan sus señorías de que en algunos momentos y mercados Google tiene una cuota superior al 90%. Probablemente sus señorías votan mientras sostienen un iPAD pagado por nosotros, pero ninguno prefiere un Asus que “es menos dominante”.

Y si digo que me pareció delirante es porque creo que es una proposición muy “estilo europeo”, que no muestra celo por la competencia sino envidia de un éxito americano.

Mejor que trocear a los que les va bien seria crear un caldo de cultivo para que se creen alternativas reales en Europa, ideas nuevas, innovación en definitiva. Google surgió para aprovechar oportunidades en un mundo nuevo y en US existe la filosofía de crear y de creer en el que crea, de apoyar al que se esfuerza.

En nuestra anquilosada Europa todo son reglamentos, protocolos y cortapisas en un modelo que se ha quedado obsoleto, que no es flexible y que desde luego no fomenta la creatividad ni el esfuerzo. Europa y sus países no creen en el que crea ni le apoyan y ayudan (salvo de boquilla).

Si el mercado prefiere Google pues que use Google y cuando alguien cree algo mejor y consiga que el mercado lo acepte, pues perfecto.

Apoyar la inversión en I+D, fomentar el esfuerzo y simplificar la vida es mucho mejor que esperar a que a alguien le vaya bien para entonces pensar como impedírselo.

Santiago Barba Diciembre 2014

Follow

Get every new post delivered to your Inbox.