Home > Uncategorized > Las bicicletas son para el verano

Las bicicletas son para el verano

En este verano 2016 con Donostia convertida en un hervidero de gente, afortunadamente plagado de lenguas diferentes, quiero hacer algunas reflexiones variopintas sobre la realidad turística que hoy nos rodea.

– Con una Euskadi en paz comenzamos a ver y percibir lo que el turismo puede aportar al PIB y a la generación de empleo. Una pena que esto no se hubiera descubierto hace 25 años y con 900 muertos menos.

– Para Gipuzkoa no queremos un modelo turístico de sol y playa, de “balconing” y sangría. Para lograrlo hay que vertebrar el territorio, extender el turismo al interior, imaginar un futuro y, además, construirlo. Algunas de las infraestructuras que lo hacen posible no cuentan con el apoyo suficiente; la pista del aeropuerto donostiarra se va a recortar (?) porque nadie defiende que se alargue y en pocos años será un “muerto volante”, el mejor espacio turístico cultural europeo, el que todo Europa querría tener, Chillida-Leku, es denostado por la administración por “caro”, el TAV llegara o no… y la conversión parcial del puerto de Pasajes en el puerto deportivo de Gipuzkoa sigue esperando a mejores mareas.

– Si apostamos por un turismo cultural, de calidad y con recursos no podemos vivir solo de “pintxos”, de “lo viejo” y “el marco incomparable”, hay que fomentar nuevos hoteles de, al menos, 4 estrellas en Donostia y fuera de Donostia. Los dos edificios “clave” para ello en la ciudad están, el uno infrautilizado por el Gobierno Vasco frente a la Bahía, y el otro cayéndose a pedazos en su y nuestra propia incapacidad de decidir qué hacer.

– Las rutas interiores de la espiritualidad (Aranzazu, Loyola), tienen un magnífico potencial que ahora empieza a descubrirse.

– Las rutas y pueblos donde vivieron y anduvieron los grandes marinos que dieron gloria a la navegación, a los astilleros y a la aventura de ultramar se topan con el inconveniente de “que esos marinos sirvieron a La Corona”, lo que con cortedad de miras hace que se pierdan oportunidades culturales y de celebraciones que un político inglés (o Gales o de dónde sea) nunca hubiera perdido.

– Está por descubrir el “turismo industrial”, sector de gran potencia sobre el que algún día hablaremos…

Santiago Barba Vera

Agosto 2016

Categories: Uncategorized
  1. No comments yet.
  1. No trackbacks yet.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: