Home > Uncategorized > La familia como red social o…Por qué en España no hay una revolución.

La familia como red social o…Por qué en España no hay una revolución.

España vive actualmente con más de 4 millones de parados y aunque las cosas están muy duras, muy complicadas, no han explotado, no hay una “revuelta”.

– Que razones hay detras de esta paradoja del desempleo y el confort?

Quiero transmitir cual es mi personal visión de esta situación, que podeis o no compartir pero que, en cualquier caso, puede ser un interesante debate.

Mi opinión es que, además del volumen de la economía sumergida, especialmente en determinadas areas geográficas, es evidente que se están rescatando -no siempre de forma voluntaria- algunos valores sociales importantes que tienen que ver con el humanismo.

Durante los últimos años ha dado la impresión de que las “redes sociales reales”, esas que no se han inventado en internet sino que son y están en el origen de las sociedades modernas y su evolución, habían quedado poco menos que como valores arcaicos. Pues bien, creo que en esta gravísima crisis estamos viendo el renacer de valores como la familia, la amistad o la solidaridad.

– La familia:

Aunque lo sabemos de sobra, cuando las cosas van mal es cuando se nota el apoyo familiar. Los padres, los abuelos gastan algo menos -aunque no lo necesiten- al ver peligrar la estabilidad laboral de los hijos y/o nietos. Saben que, tal vez, les toque ayudar en la hipoteca y además, lo hacen en general con orgullo.

– Los amigos:

¿Quien no tiene algún amigo que lo está pasando mal?, en general ahora estamos más dispuestos que hace un tiempo a ayudar a esos amigos que -podemos ser nosotros- nos van a pedir ayuda (apoyo, consejo, ayuda profesional, colaboración, dinero…)

En resumen, puede estar renaciendo un antiguo valor -absolutamente perdido en el mundo económico- que es el de la solidaridad. Incluso en las empresas estamos viendo auténticos esfuerzos por asegurar que los EREs afecten al menor número posible de trabajadores. Hace 3 años esto hubiera sido impensable (o motivo de despido), pues todos sabíamos que una persona en el paro encontraba trabajo en unos meses, hoy somos conscientes que la tasa de retorno es mucho más lenta y para algunos es casi imposible.

Creo que detrás de estos valores está -parcialmente- el fracaso de la huelga de funcionarios; a pesar del descontento, ¿cómo podían salir a la calle a quejarse de un -5% de salario cuando muchos sufren recortes mucho mayores, y 4 millones de personas están en paro? ¿que cara pone uno en un ascensor si le quitan parte de sus privilegios cuando sabe que su vecino hace malabares para pagar el colegio de sus hijos mientras está en un ERE de supervivencia?

No sería malo que los valores humanos, el entender y ayudar a los demás, vuelva a formar parte de la gestión, desde luego nos ayudará a”salir adelante” pero sería importante que nos ayude a hacer un mundo más humano y sostenible. No soy excesivamente optimista ya que como contrapeso también se ve mucho ánimo por volver a la situación anterior a la crisis sin introducir cambios en los valores humanos, sociales y empresariales.España vive actualmente con más de 4 millones de parados y aunque las cosas están muy duras, muy complicadas, no han explotado, no hay una “revuelta”.

Categories: Uncategorized
  1. No comments yet.
  1. No trackbacks yet.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: